EDUCACIÓN ARTÍSTICA: REFLEXIÓN SOBRE EL CURSO

12 junio 2010

Llega la hora de hacer balance de todo el curso. Una vez finalizados los distintos trabajos y proyectos tenemos que reflexionar y preguntarnos sobre qué hemos aprendido en este largo año.

Han habido trabajos más fáciles y trabajos más difícles, menos y más costosos, pero de todos podemos aprende algo y sacar conclusiones positivas.

Respecto a la asignatura, me ha ayudado enormemente para mi futuro. He comprendido lo poco que somos frente al poder de los medios de comunicación, de los políticos y de algo tan inofensivo aparentemente como es una sola imagen.

Con esta asignatura, además, he recobrado la fe en la Educación Artística. Me parecía una asignatura inútil, cuyo única finalidad era la de amargarnos la existencia con composiciones imposibles y demás memeces, pero he aprendido que puede ser mucho más que eso. Es una asignatura ligada a la actualidad, más incluso que las demás. Te educa verdaderamente para lo que en realidad nos vamos a encontrar de bruces: la realidad. Este año he aprendido a leerla, y me he dado cuenta de que en este sentido llevaba 17 años de analfabetismo. Parece mentira, pero no sabía leer imágenes. Algo tan elemental, sencillo… pues he caído en la cuenta de que una imagen con un sencillo arbolito puede dar muchísimo de que hablar.

Al principio, debido a este afán de cuestionarlo todo por parte del profesor, me pareció ésta una asignatura tipo “paranoia”, en plan lavado de cerebro.
Pero a medida que avanzábamos me daba cuenta de mi tremendísimo error, algo de lo que también me siento orgulloso.

Por otro lado, y refiriéndome ahora a la Educación y la escuela en sus sentidos más amplios, hemos obtenido los pasos básicos a seguir para aplicar, no sólo en Educación Artística sino en todas las materias, en esa escuela del futuro de la que todos hablábamos, que todos defendíamos y que ninguno sabíamos en realidad qué puñetas era.

Por todo ello, incluso debería hasta agradecer el haber recibido clases este año de Educación Artística. Si hubiera sido así desde el principio, no habría aprendido a leer con 18 años.

LA TONTOCRACIA O EL TRIUNFO DE LOS IDIOTAS

12 junio 2010

En el Núcleo II vimos que pertenecemos a la sociedad del espectáculo. A esto me quiero referir ahora.
Esto es una reflexión personal que cualquiera puede sentir. No hay más que apretar el botón del mando a distancia y observar a al espectáculo, en todo su apogeo.
Respecto a este tema, leí en el diario ElMundo una acertadísima opinión de un grandísimo colaborador de ese periódico. Se trata de Pedro G. Cuartango, a quien ya he leído en anteriores ocasiones en el mismo diario, con una gran elocuencia y, sobre todo, razón.
En el siguiente artículo, titulado La tontocracia o el triunfo de los idiotas reflexiona sobre la degeneración que se vive en la televisión actual.
Publicado en la edición impresa el pasado 5 de mayo, he tenido que trascribirlo a ordenador ya que no lo he encontrado en soporte digital en la propia web del diario.
Aquí lo dejo:

LA TONTOCRACIA O EL TRIUNFO DE LOS IDIOTAS
Pedro G. Cuartango (en ElMundo, 5/Mayo/2010)

He leído hace unos días que el sociólogo francés Christian Salmon va a escribir un ensayo sobre Belén Esteban. Salmon ha cosechado un gran éxito con una biografía sobre Kate Moss y ahora tiene el encargo de analizar las claves del éxito de Belén Esteban, a la que considera una figura trasgresora frente al poder.
No conozco en profundidad la filosofía de esta señora, ya que he perdido mi tiempo leyendo a Pascal, Hume, Spinoza y Kant. ¡Qué gran error! En lugar de dedicar una considerable parte de mi vida a pensar sobre la sustancia en la Ética spinoziana, debería haber empleado mis tardes en ver los programas del corazón en los que esta mujer es tan habitual.
Dejando de lado la ironía, observo que nunca ha habido tanta gente en el mundo dedicada a reflexionar sobre la nimiedad. Hay miles de intelectuales, analistas y periodistas afanados en desentrañar misterios tales como si un torero se va a divorciar de la mujer con la que lleva casado 20 años o si un cantante tuvo relaciones con una modelo en el verano del 98.
El género más floreciente de la televisión ya no son las emisiones de teatro clásico que tanto éxito tenían en los años 70 sino los espacios de cotilleo en los que se especula sobre las intimidades de los famosos.
Ello no hace sino darle la razón al propio Christian Salmon, que sostiene la tesis de lo que interesa en los tiempos actuales es el relato. El ruso Vladimir Propp ya analizaba hace muchas décadas la importancia del cuento en las sociedades modernas, mientras que Lévi-Strauss describió los estrechos vínculos entre los mitos y las estructuras sociales.
Sea cual sea la causa que subyace tras el fenómeno, nuestra sociedad esta fascinada hoy por la banalidad, por la estulticia, por unos personajes cuya principal cualidad es la vaciedad. En la Edad Media, la plebe estaba deslumbrada por los reyes y los nobles, que eran una sublimación de su propia miseria. Hoy lo que se sublima es la áurea mediocridad, la charlatanería que se envuelve en trascendencia mediática.
Lo que menos soporto de los programas del corazón es que sus presentadores y sus invitados se ponen serios, como si fueran a abordar un asunto vital para la suerte de la Humanidad. Hay periodistas que se prestan a legitimar este juego por el que la basura se reviste de un barniz intelectual que disfraza su esencia.
Soy consciente de que estas reflexiones son las de un viejo cascarrabias, pero no voy a caer en lo políticamente correcto y eludir expresar lo que pienso: que vivimos en una sociedad donde sólo triunfan los idiotas. Un científico serio o un pensador heterodoxo están condenados al silencio, entre el clamor de tanto imbécil.
España está dejando de ser una meritocracia para convertirse en una tontocracia. Lo vemos desde las escalas más altas de la Administración hasta las televisiones. Dentro de poco, todos seremos como Belén Esteban.

Se puede decir más alto pero no más claro. Y es que, para mí, igualmente, esta mujer es todo un monumento al despropósito, a la ignorancia o, ya que vamos a ser futuros maestros, al fracaso de la Educación en este país de idiotas.

Que existan grandes científicos en este país que no sepamos ni su nombre, pero que tipos como ésta, Paquirrin o Nuria Bermúdez sean la comidilla de la televisión nacional es para vomitar.

Soy una persona tremendamente concienciada contra esta causa. Y es que, lo más llamativo, es que toda (o casi toda) la telebasura de este país está concentrada en una casa que se autoproclama como la Gran Factoría de la Tele. No hablo de otra que de Telecinco.

Basta con darnos un garbeo por su parrilla de televisión y solo encontramos programas estúpidos: juicios en un plató de televisión, en las que el público dicta su veredicto como si de un jurado se tratase y encarándose con los que están sentados abajo, para que al final salga un juez y no de sentencia ninguna, programas horrendos importados de América en los que la gente compite por llevarse x dinero, en un concurso de guarrerías sin sentido, e incluso Pasapalabra. Sí, Pasalabra. Un programa que era como un poco de luz entre tanta y tanta mierda pero que están pervirtiendo y degradando hasta elpunto de que ha perdido toda su esencia.
Pero la palma, o el TP de Oro (increíble ésto), se la lleva Jorge Javier Vázquez con su show Sálvame.

Este programa si que roza ya la indecencia. Por si no lo has visto, te reto a sintonizar ahora mísmo Telecinco. Seguro que lo están emitiendo.
10 minutos de exposición tan sólo a esa birria, y la idiotez te envuelve por completo.
Presentadores con frases subidas de tono (en horario infantil), colaboradores insultándose por doquier, pechos por diestro y siniestro (en horario infantil) y lo peor de todo. Lo más doloroso. Esa falta de educación por completo, esa exaltación que hacen de la ignorancia, una señora que te suelta como verdad universal e irrefutable que la Edad Media era “la que había hasta que los seres humanos inventaron la escritura”.
Abajo dejo extractos de uno de mis programas favoritos, APM? (Alguna Pregunte Mès?) de TV3, un programa de záping de humor muy popular, que en una de sus secciones “El Defensor del Espectador”, recoge resumenes de varios programas de Sálvame.

Sé que ésto es caer en saco roto, y ni mucho menos quiero cebarme con este pseudo-programa, porque la basura abunda en este estercolero que llamamos “televisión actual”. Pero por lo menos debemos caer en la cuenta de que esta televisión es un insulto para las personas que, si queremos llegar a algo, es por méritos propios, por haberse sacado una carrera y estudiar para labrarse un futuro, no por decir que me he acostado con éste o con aquél.
Debemos comprender que puede existir una televisión intelectual, que ofrezca información y cultura, que nos haga preguntarnos constantemente sobre el por qué de las cosas: una televisión trasgresora y cultural para todos… Pero eso quizás no sea lo que le interese a esta audiencia aborregada… o sino, que se lo pregnten a La2.

VISITA A LA EXPOSICIÓN “NOSOTRAS”

12 junio 2010

El pasado viernes 28 de mayo fuimos al antiguo Monasterio de Santa María de las Cuevas o de La Cartuja de Sevilla, convertido actualmente en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC).

La visita comenzó en torno a las 12:30 de la tarde, y una guía nos comenzó a hablar primero que todo del lugar en el que nos encontrábamos. Su historia es bastante interesante.

Construído en torno al siglo XII por los almohades, fue adquirido por la orden de los cartujos, fundada en Alemania, y que pornto convirtió al monasterio en el más importante de todo el sur español.

Así continuó hasta entrado el siglo XIX, cuando con la famosa desamortización de Mendizábal fue adquirido por el inglés Charles Pickman, para instalar una fábrica de cerámica en Sevilla. Eligió el monasterio por el terreno arcilloso en que se encuentra, así como su cercanía al río, que facilitaba las relaciones y el comercio. Pronto la cerámica de La Cartuja de Sevilla fue un producto tan codiciado, que incluso reyes venían buscando esas cerámicas artesanales y de tanta calidad que se fabricaba en la Cartuja.

Ya entrado el siglo XX, Pickman traslada la fábrica a Santiponce (Sevilla), donde sigue en la actualidad, convirtiéndose el antiguo monasterio en Pabellón Emblemático de la Exposición Universal de Sevilla´92, después de una profunda remodelación.

Pasada la Expo, se convirtió en la Sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, observándose en ella la armoniosa convivencia entre obras de la Edad Media y otras de más reciente vanguardia.

Respecto a la Exposición, visitamos la Colección “Nosotras”, que muestra obras de mujeres contemporáneas trasgresoras que luchan contra el poder establecido.

Así, me llamaron especialmente la atención obras como las de Valie Export (Genitalpanik o Touch Cinema, esta última una performance en la que invitaba a los hombres a tocarle los pechos, tapados por una caja con una cortina) o Dora García.

También me gustó mucho el vídeo La cosa nuestra , de la sevillana María Cañas, el cual es una crítica sarcástica al espectáculo taurino y a la Fiesta Nacional, y del que aquí dejo un fragmento.

Pero las obras que más me impactaron, que al fin y al cabo es algo que busca el arte contemporáneo, más que gustar, fueron las de Pilar Albarracín y Nuria Carrasco.

La primera, nacida en Sevilla, presentaba dos obras, Bailaré sobre tu tumba y Lunares. En Bailaré sobre tu tumba, critica los clichés asumidos de los andaluces en el que se observan unos pasos de baile flamenco en los que el hombre trata de dominar a la mujer, pero ella se sale de la norma y se escabulle.

El segundo, Lunares, presenta a la propia artista , vestida de flamenca de blanco, comienza a pincharse por el cuerpo y la sangre que le va brotando va creando los lunares del vestido.

Nuria Carrasco, en cambio, nos presenta el trabajo ¿Quién eres?, el cuál me pareció muy divertido, ya que ella iba por las casas llamando y cuando le abrían no decía nada, como se puede ver en el vídeo.
Esta obra, en su fondo, es todo un estudio psicosocial humano para comprobar las reacciones de la gente en casos así.

En conclusión, me gustó mucho la exposición y ojalá este verano algún día que vaya a Sevilla me puedo pasar por allí para verla con más detenimiento.

PROPUESTA DIDÁCTICA

12 junio 2010

El 8 de junio, último día de clase, trabajamos por grupos de cuatro personas (Adri, Ale Delgado, Manuel ángel y yo) una propuesta didáctica para llevar este último odelo de Educación Artística al aula.

Aquí dejo la actividad programada por nosotros.

PROPUESTA DIDÁCTICA

LIBRO DE LECTURA: ESPIGADOR@S DE LA CULTURA VISUAL (Fernando Hernández)

12 junio 2010

Leído el libro de Fernando Hernández, existen una serie de preguntas que, debido a la complejidad de algunas, elaboramos entre M. Ángel Morales y yo.

Las preguntas son las siguientes:

PRÓLOGO

* ¿Por qué el problema de la Escuela está en las narrativas y la resistencia a cambiarlas? ¿Qué papel tiene la escuela en cómo enseñamos?

Porque cada gobierno ha tratado de reconducir la Educación hacia el lugar que más le convenía, por lo que se ha tratado a los alumnos como meros consumidores cuya función principal es ser un aporte para el sistema productivo (que, como bien especifica el autor, se tapa esta afirmación con la de ser productivo para la sociedad). A pesar de que se han llevado a cabo importantes reformas educativas en los distintos países, estos problemas no se han solucionado, ya que éstas se han quedado en la superficie, sin ir a la verdadera raíz del problema.

Estas narrativas condicionan el cómo enseñamos como docentes, ciñéndonos al modo en el que hemos sido educado en la escuela, prácticamente intacta desde el siglo XVI, por lo que tenemos que superar estas barreras y hacer que el alumno sienta el aprendizaje como una apasionante aventura: no limitar nuestra acción pedagógica al espacio físico del aula, no ceñirnos a los exámenes como modo de evaluación, razonar que no hay nada que sea de una manera y no pueda ser de otra, etc.

* ¿Qué sugiere el autor para fundamentar una narrativa distinta que permitiese un cambio real en la Escuela?

El autor sugiere que el profesor debe revisar los pilares sobre los que se ha fundamentado su práctica e innovar creando nuevas maneras de conocer y de que los alumnos aprendan en la escuela, en palabras textuales suyas: ir más allá de los límites de lo que parece aceptable, de manera que podamos repensar y transgredir, para crear nuevas narraciones y experiencias de aprendizaje con sentido, guiando a los niños hacia el conocimiento de lo incierto, lo extraño, lo misterioso para hacer de su aprendizaje una experiencia inolvidable.

CAPÍTULO 1: CAMBIOS QUE RECLAMAN OTRA NARRATIVA PARA LA EDUCACIÓN DE LAS ARTES VISUALES

* ¿Qué factores hacen precisa una nueva narración para la Educación en Artes Visuales?

Estos factores son, fundamentalmente, cuatro, los cuales pasamos a enumerar a continuación:

– Los cambios en las ideas sobre las identidades personales de cada uno de de la comunidad.

– El interés preferente de los niños hacia los nuevos media, principalmente hacia las tecnologías visuales, tales como Internet, los videojuegos, los dibujos animados, etc.

– La naturaleza fluida de los límites disciplinares y de la importancia del conocimiento interdisciplinar.

– El reconocimiento de la importancia de la representación crítica.

* ¿Es importante que los estudiantes sean capaces de crear narraciones visuales? ¿Por qué?

Porque lo que vemos tiene mayor capacidad de crear opinión, proyectar la subjetividad y posibilitar la inferencia de conocimiento, que lo que oímos o leemos, de ahí que sea, según defiende el autor, fundamental el que los jóvenes sean capaces de construir su propia narrativa, para que no se conviertan en analfabetos visuales, esto es, que sepan leer, que sepan escribir, pero no sepan captar el contenido y el significado de una imagen.

* ¿Cómo contribuyen las representaciones visuales a los modos y maneras de ser? ¿De qué manera influyen en cómo concebimos la infancia y la adolescencia?

Las representaciones visuales contribuyen a dar sentido a la manera de sentirse y de pensarse de cada persona, de mirarse y de mirar, no desde una posición determinista sino en constante interacción con los otros y con su capacidad de acción.

Influyen en nuestra concepción de infancia o adolescencia, ya que las tenemos como categorías epistemológica y culturalmente construidas que tienen efectos epistemológicos y políticos.

* El autor afirma que hay necesidad de que aflore un nuevo tipo de escuela: ¿cuáles son las características y los saberes necesarios para construir esa escuela?

Para construir esta nueva escuela, el docente no se puede limitar a tener nociones sobre un área determinada o ciertos conocimientos de psicopedagogo, sino que debe apropiarse de otros saberes, de otras maneras de ver la realidad ajenas al entorno de la escuela, para que ayuden a dar sentido a lo cambiante, que nos permita conocernos nosotros mismos y al mundo que nos rodea, haciéndoselo ver además al alumnado.

Se trata de acercarse a aquellos valores culturales en los que el niño se sienta identificado para que, a partir de ahí, puedan construir sus propias experiencias de subjetividad, esto es, tener en cuenta las prioridades del alumnado y del mundo en que vivimos y no encerrarnos en la burbuja en la que lo único que se deba tratar en clase son los conocimientos específicos de cada materia ciñéndonos siempre al libro de texto.

La nueva escuela debe tratar a los estudiantes, al profesorado y a las familias como “portadores de memorias sociales diversificadas”, no debe olvidar que el currículo es un conjunto de contenidos que no son objetivos ni neutrales en los que los distintos grupos tratan de imponer su hegemonía, y no debe abandonar, por último, la relación existente entre cultura, conocimiento y poder.

CAPÍTULO 2: LOS ESTUDIOS DE LA CULTURA VISUAL COMO MARCO PARA PENSAR OTRA NARRATIVA PARA LA EDUCACIÓN DE LAS ARTES VISUALES.

* Hay que repensar la educación en Artes Visuales. ¿Cuáles serían las características de una nueva fundamentación de las artes visuales?

Reflexionar sobre que las teorías con las que dialogamos ahora no son las mismas con las que se dialogaba hace treinta años. Se trata de ir más allá de qué es lo que ha querido pintar el autor, qué técnica ha empleado o en qué corriente artística se encuadra, preguntas que se han formulado desde siempre. Se trata de poner el foco de atención en el espectador en vez de en el autor, a aproximarse de forma crítica a la propia representación y vincularla con otras visiones de ésta que se desarrollaran en años anteriores.

* ¿Qué son alfabetismos múltiples? ¿Por qué son tan importantes?

Se trata de una propuesta educativa que se desarrolló por primera vez en Queensland (Australia) y que pretende aprender a poner en relación medios de comunicación tradicionales y emergentes, realizar valoraciones creativas y mostrarlas en diferentes formatos, comunicarse utilizando lenguajes y formas de comprensión multiculturales y tener un buen dominio de los diferentes alfabetismos (multimedia, visual, escrito, performativo…) y de la numeración (en el sentido de aprender a pensar matemáticamente).

Tienen, según el autor, gran importancia debido a que pueden ayudar a los estudiantes a interpretar los nuevos medios y los múltiples discursos en conflicto que a través de ellos circulan, además de ayudarles a afrontar los nuevos desafíos que compartan las nuevas prácticas y experiencias de visualización.

CAPÍTULO 3: PARA LLEVAR LA CULTURA VISUAL A LA EDUCACIÓN

* El autor plantea cuatro perspectivas docentes. ¿Qué aspectos son importantes de cada una de ellas? ¿En cuál crees que estás tú ahora mismo? ¿A partir de este libro, cuál eliges como la más adecuada y por qué?

Existen cuatro perspectivas docentes en función de la importancia que el profesor da a las manifestaciones de la cultura popular. Son las siguientes:

– La perspectiva proselitista: Defendida por educadores que consideran que las manifestaciones de la cultura visual son perjudiciales para los jóvenes, ya que, según sus defensores, cuanto más expuestos están a las manifestaciones de la cultura visual, mayor probabilidad hay de que hagan lo mismo que hacen estos medios, mostrando a los jóvenes como seres pasivos e indefensos ante la capacidad de acción de estas representaciones, aunque ya han adquirido una posición de distanciamiento de dichas manifestaciones.

– La perspectiva analítica: Los docentes que creen en esta perspectiva, tienen claro que los alumnos son consumidores de imágenes, por lo que llevan a clase ejemplos de objetos de cultura visual para analizarlos, con el fin de convertirlos en “espectadores ideales” al menos, ya que, como los anteriores, piensan que los alumnos son receptores pasivos de estas imágenes.

– La perspectiva de la satisfacción: Aquí se pone especial énfasis en los placeres que la cultura visual provoca en los estudiantes, lo que puede derivar en que aceptemos sus gustos pero sin ayudarles a construir o mejorar su crítica de los mismos.

– La perspectiva autorreflexiva: Esta orientación trata de enfocar los temas de tal manera que favorezcan tanto el debate como la adquisición de criterios entre los estudiantes.

No obstante, llevar esta práctica al aula no supone tener que invadir la intimidad del niño para que pase a ser un sujeto bajo el control de la Escuela, sino indagar el por qué realizan una determinada acción, qué placer reciben al llevarla a cabo, con lo que se pretende facilitar una deconstrucción crítica y performativa de las manifestaciones de la cultura visual relacionadas con la cultura popular y las artes visuales, considerándolas como discursos mediadores de experiencias de subjetividad.

Personalmente, nosotros estamos en la perspectiva analítica, ya que consideramos importante que el alumno sepa dar un criterio y seleccionar la información que le rodea para que no esté completamente a merced de las imágenes que hoy día nos bombardean.

Sin embargo, creemos que la autorreflexiva es más completa, porque además de conocer las imágenes, permiten a los niños debatir y exponer sus puntos de vista sobre un mismo objeto.

* El autor destaca cuatro cuestiones cruciales a la hora de poner en práctica el enfoque de comprensión crítica y performativa de la Cultura Visual. ¿Cuáles son y, sobre todo, por qué crees que son tan importantes?

– Las experiencias que los estudiantes llevan al entorno de aprendizaje en relación con las manifestaciones de la cultura visual no son para pedagogizarlas, sino para ponerlas en relación con problemas de investigación.

– La satisfacción que la cultura visual tiene y les produce en sus vidas es un aspecto utilizado para la indagación sobre el papel que juega en la construcción de sus subjetividades.

– Las múltiples interpretaciones que los estudiantes pueden producir en relación con la cultura visual, no significa consagrar que todo vale y que toda cosa que sea dicha o representada es motivo de celebración.

– Se trata de que aprendan a fundamentar sus interpretaciones, para que den apoyo al análisis crítico de la cultura visual, de manera que les permita relacionarse con las manifestaciones visuales desde posiciones que les posibiliten asumir nuevos retos, desafíos y relaciones.

Creemos que son tan importantes porque es algo con lo que estamos conviviendo casi si percatarnos y con lo que debemos convivir.

* ¿Qué aspectos te parecen más interesantes de plantear la importancia de las experiencias de subjetivización en el estudio de las Artes Visuales?

El gran poder de persuasión que algo tan, a la vista, inocente e infantil, son las muñecas Bratz o Barbie pueden tener en los niños y niñas, así como en su forma de comportarse.

Por otro lado, merece especial mención el hecho de que las películas de Walt Disney sean tan sexistas y estereotipadas, e incluso aquellas en la que la “heroína”, por llamarlo de algún modo, es una mujer, incluso ella misma necesita buscar al “hombre de su vida”.

CAPÍTULO 4: UNA PROPUESTA PARA LA COMPRENSIÓN CRÍTICA Y PERFORMATIVA DE LAS REPRESENTACIONES DE LA CULTURA VISUAL

* El capítulo 4 es fundamental. ¿Cómo resumirías tú los puntos más importantes que el autor defiende? ¿Cómo afecta eso al modo en qué deberíamos educar?

Comienza diciendo que no hay que “escolarizar” los objetos de la cultura visual, sino que hay que tenerlos en cuenta para no olvidar la relación entre el placer del alumno y el análisis crítico de la cultura visual. Hay que tener en cuenta que una imagen crea sensaciones diferentes según sea la persona que la observa, por ello, es necesario tener en cuenta el conflicto que se produce al cruzar el placer y el análisis crítico. Para que los alumnos puedan criticar en condiciones, hay que darles tiempo, no presionarles para que así puedan reflexionar a la perfección, entre otras cosas, porque se tienen que dar cuenta de que lo que ellos piensan no es lo que piensan todos y eso les lleva a calentarse la cabeza reflexionando sobre si su pensamiento es correcto o no.

En el punto “La cuestión de la <> para aprender a expandir sentidos y plantear relaciones” se dice que para analizar un tema relacionado con la cultura visual es preferible que este esté relacionado con la sociedad y cultura de los alumnos, ya que así ellos pensarán e intervendrán más, al importarle más el tema de trabajo, ya que les concierne, les desafía.

En el tema “La comprensión crítica y preformativa vinculada a la interpretación de discursos” incide en que tenemos que escoger un tema “interesante” para los alumnos a la hora de criticarlos, de estudiarlos. Este tema no puede salir de una simple imagen, sino de varias, que hagan al individuo pensar y relacionar, y al final, hacerse una pregunta. Hay que llegar al punto en que los estudiantes se pregunten ¿cómo significan las imágenes? Una vez llegados al final, se decide qué hacer para desarrollar lo que ya hemos aprendido.

Dicho esto, debemos educar de forma que el alumno se implique y participe con las cuestiones, las dificultades que le planteemos; tenemos que ofrecer temas, o textos, para que los alumnos reflexionen sobre porqué significan eso. Tenemos que encargarnos de que, poco a poco, el alumno vaya dificultándose a sí mismo, y no suelte lo primero que se le venga a la cabeza, sino que analice, piense y compare, para así poder dar una crítica coherente y acertada sobre esa imagen, grupo de imágenes o texto que nosotros le hayamos planteado. Tenemos que salir de lo tradicional, de la instrucción, y tenemos que transformarnos, tenemos que ir de la mano con los alumnos para que así todos lleguemos al conocimiento real de las cosas, no al conocimiento vago que todos tenemos de todo.

* ¿Cuál es el papel del docente según el autor?

Por lo pronto, el educador tiene que estar al corriente de lo que es importante social y culturalmente para poder así sacar conclusiones y llevarlas a la escuela. También se menciona que el educador tiene que llevar al aula algo que forme parte de la cultura visual y que sea relevante, que interese a los alumnos, y a partir de ahí, establecer los márgenes o dejar que sean los propios alumnos, a través de su indagación, los que pongan los límites a esa tarea. El profesor, para motivar a los alumnos, tiene que negociar con ellos y hacerles reflexionar sobre dicha actividad. Además, cuando el educador se encuentra ante saberes que él no conoce, tiene que ponerse el traje de aprendiz para que los alumnos, con sus vivencias y comportamientos, le vayan enseñando. Otro papel importante del educador es el de mediar, pero a la vez que media también puede participar e indagar y así llegar junto con los alumnos a la meta propuesta de sabiduría y reflexión. Por último, el educador tiene que servir como guía y modelo a los alumnos, para así poder orientar sus actuaciones.

* ¿Qué puede aprender un alumno? ¿Por qué debemos buscar temas que les desafíen?

Un alumno puede aprender con esta forma de aprendizaje a analizar y a criticar todo, a no dejarse convencer a las primeras de cambio por cualquier cosa, un alumno tiene que ser enseñado a desarrollar el “ojo curioso”, un ojo que se pregunte el porqué de todo, que no se conforme con lo que se ve a simple vista y que vaya más allá, que intente indagar y buscar respuestas distintas de las que se nos quiere mostrar. Un alumno aprende a comparar y a valorar su trabajo, ya que este ha sido fruto de un esfuerzo mayúsculo, no como ocurre a día de hoy, en el que cualquier cosita ya está bien y el alumno no se motiva ni avanza, sino que simplemente va siguiendo una línea que le lleve al aprobado y a no complicarse, a no intentar saber más, saber cómo son las cosas así y no de otra manera. Tienen que aprender a cuestionar todo lo que hay, y a través de este método se conseguirá

Debemos buscar temas que les desafíen porque, al fin y al cabo, son los temas que les importan, los temas que encuentran en su vida diaria, y de los cuales quiere conseguir una respuesta que no sea la que ya se les ha impuesto. Debemos buscar temas desafiantes para así conseguir que saquen de ellos todo lo que no hayan podido sacar antes, bien porque no han querido, o bien porque no les ha parecido oportuno. Hay que inculcarles a que busquen, a que sigan buscando y preguntándose, porque las cosas no son así porque sí, las cosas son así porque así se les ha impuesto y no tienen porqué conformarse con ello, tienen que plantear un desafío para cambiar la realidad que hoy tenemos.

CAPÍTULO 5: LA EXPERIENCIA DEL CUERPO EN LA SOCIEDAD, EN LUCIEN FREUD Y EN LA VIDA DE LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS

* ¿Qué es un proyecto de trabajo? ¿Cuáles son sus rasgos más importantes? ¿Podrías explicar cómo aplicar esos rasgos al proyecto de exposición de los 40 principales?

Un proyecto de trabaja es una apelación a la imaginación y a la aventura de enseñar y aprender, donde la evaluación pretende afrontar al niño con nuevos desafíos al dar cuenta de los momentos de su aprendizaje y donde conozca conocimientos y problemas nuevos con sus experiencias propias y con las del grupo-clase.

Un proyecto de trabajo es el camino que hay desde la información y las experiencias de aprendizaje hacia el conocimiento sobre el mundo y sobre cada uno. Un trayecto sin fin.

Sus rasgos más importantes son:

– Ser un formato para indagar, para la búsqueda que nos permite estructurar y contar una historia.

– Construirse desde la inquietud de quien tiene y reconoce su deseo de saber y conocer (se).

– No regirse por los contenidos a cubrir, o las materias que tiene que seguir.

– Se basa en la construcción de un relato, una historia

– Se tiene en cuenta la obligación, el deber de abordar múltiples alfabetismos.

– La tarea del profesor es plantear preguntas desafiantes a los alumnos y examinar sus supuestos inadecuados.

A la hora de la exposición de los 40 principales, aplicaría estos rasgos de distinta manera:

Intentaríamos (el grupo) intentar sacar la “intrahistoria” de los cuadros, de las imágenes, intentaríamos llegar a conocer la historia que se nos quiere contar, lo que el pintor estaba pensando expresar mientras dibujaba. Como no sabemos nada de arte, tenemos que ponernos nerviosos e inquietos, y preguntarnos el porqué de las cosas, para así poder llegar a diferentes conclusiones entre todos que nos llevaría a conocer algo más del tema, y conocer también nuestra capacidad de crítica y complejidad. También intentaríamos no llevar un guión predeterminado, no cubrir solo unas preguntas marcadas, sino que si van surgiendo nuevas cuestiones, nuevos imprevistos, seamos capaces de hacer frente a ellos a través de nuestro pensamiento. Debemos de narrar la historia, narrar lo que vemos y las conclusiones a las que llegamos desde nuestro modesto punto de vista, porque entre todos llegaremos a un conocimiento mayor al estar colaborando. Otra cosa que debemos hacer es informarnos a través de Internet, libros, exposiciones o la propia clase sobre las imágenes y sus épocas, para así poder indagar en aquello a lo que nos tendríamos que referir, y así no salirnos demasiado de los temas a tratar, si bien, como ya dije antes, la materia no hay que seguirla en sí, ya que se flexibiliza siempre y cuando no nos salgamos de las líneas que marca el tema a tratar. Y por último, trataremos de dar respuesta a las preguntas desafiantes y a veces tentadoras que nos hace el profesor e incluso nosotros mismos, a ver hacia dónde llega nuestro conocimiento.

* ¿Qué es diferente en un proyecto de trabajo respecto a la Educación tradicional?

Pues existen bastantes diferencias entre la educación que se plantea en el libro y la que se sigue hoy en día; la primera y más importante para mí es que el alumno se convierte en un ser activo, un ser que se siente valorado por sus compañeros y por el profesor, porque sus opiniones, y hasta sus decisiones se tienen en cuenta para ejemplificar o explicar algo, mientras que en la Educación tradicional el alumno lo que hace es sentarse y escuchar lo que el maestro diga, intentando no distraerse para así no ser reñido. Otra diferencia muy apreciable e importante es el papel del educador, en el proyecto de trabajo el “maestro” va de la mano con sus alumnos, el educador plantea desafíos y ejercicios para también ponerse a prueba a sí mismo y para aprender de sus alumnos e incluso de sus familiares, ya que lo implican en las tareas; en la Educación tradicional, el maestro instruye y se limita a explicar lo que pone en el libro y a mandar los ejercicios del libro, aún cuando estos no sean para nada aprovechables para el alumnado. En el proyecto de trabajo no se da fin a la sabiduría, no se termina cuando se llega a un punto, sino que si los alumnos avanzan, se van planteando nuevos desafíos que resolver y nuevas cuestiones con las que indagar, en la Educación tradicional, el tema acaba donde diga el libro, y las dudas planteadas por los alumnos se ciñen al libro y no al saber cotidiano, al saber cultural, que en la mayoría de las ocasiones permitiría a los niños abrir nuevas puertas a su conocimiento, y así no quedarse encerrados entre ese “taco” de hojas.

* ¿Por qué crees que es tan importante apuntar lo que los niños dicen en clase? ¿Para qué sirve estar atento a lo que emerge cuando ellos hablan?

Es importante apuntar lo que los niños y niñas nos dicen en clase porque son capaces de ayudarnos, de darnos ideas, sugerencias, problemas, interrogantes, indicios y pistas que, junto con los nuestros, suponen un buen capital de sabiduría. Pero los niños y niñas solo tendrán esta actitud si nos tienen como un recurso de sabiduría y cuentan con nuestra confianza. También es importante apuntar lo que hablan los alumnos porque, a través de esos apuntes, podemos preguntarnos y replantearnos situaciones, así como se las replantearemos a ellos cuando nosotros hayamos dado con el camino correcto, porque pienso que interrogar a un alumno sin saber cuál sería la respuesta correcta, es cavarle su propia tumba escolar, ya que saldría con ideas y conocimientos falsos e incorrectos. Hay que estar atento cuando los alumnos hablan, porque ellos también saben y también se hacen preguntas a veces más complejas que las que nosotros les hacemos a ellos. Tendremos que estar atentos porque ellos también nos pueden aportar mucha sabiduría y cambiar nuestro modo de mirar las cosas, nos pueden hacer cambiar nuestro punto de vista y de actuación ante ellos y ante el mundo, y a veces, nos pueden sorprender con una simple frase que dé respuesta a esa pregunta que lleva comiéndote la cabeza media vida. Y es que lo que los niños dicen en clase es lo que ven y aprenden en casa, y así también podremos percatarnos de la cultura y costumbres reinantes en ese pueblo o ciudad, y en los valores que se les inculquen, así como también nos podremos dar cuenta de cómo se ven las mismas cosas desde puntos de vista opuestos (ya sea económica, social, política o culturalmente, debido a la gran cantidad de inmigrantes con los que cuenta ahora España).

* ¿Hay algo que te cuestione el modo tradicional de enseñar arte en este proyecto de trabajo? ¿El arte debería ser abordado de manera crítica en la Escuela? ¿Por qué?

Explícitamente creo que no hay nada, pero habiendo leído ya el libro me doy cuenta de que el arte concebido en el modo tradicional es “deja dibujar al niño” y concebido como proyecto de trabajo sería algo como “el niño lleva la iniciativa”, es decir, en este modo de trabajar el arte el alumno se va cuestionando así mismo el porqué de textos e imágenes, porqué son así, cómo han llegado a ser así, no se limitan a dibujar, sino que aprenden de otras obras de pintores profesionales y van intentando sacar de ellas, acorde con su sabiduría, todos los pormenores que puedan y que el educador le ponga al alcance de la mano. En el modelo tradicional el alumno se toma la clase de Educación Artística como libre, para coger los colores y dibujar, y el profesor se la toma como una hora para tomar café o corregir exámenes. En el proyecto de trabajo el profesor se implica igual o más en esta asignatura que en las otras, ya que hace a los alumnos pensar y criticar todo lo que ven.

Del mismo modo, pienso que el arte debería ser abordado de manera crítica en la Escuela, para así abrir nuevos horizontes en el alumno y no dejarlo todo en lo que el ojo ve. Hay que criticar todo, porqué en una época es esto, y en otra época lo otro; porqué en una época tiene más importancia un tema que otro o cómo han llegado esos temas a tener dicha importancia. También hay que criticar la realidad que vemos, porque no la vemos en sí, sino que nos la construyen, la imagen que tenemos del mundo está manipulada por la cultura y sociedad en la que vivimos, de ahí que a veces no abramos los ojos para mirar los problemas de otras culturas, o simplemente, para mirarnos el ombligo y reconocer nuestros problemas, que son muchos. También pienso que hay que criticar el término arte en sí, porqué es arte esto y no lo otro, porqué es arte “Las Meninas” y no es arte haber inventado la luz. Muchos no saben el nombre del que inventó la luz, pero cierto es, que sin él, el mundo sería completamente distinto al que ahora tenemos, estaríamos medio día sin hacer “nada”, ya que no podríamos ver la tele, chatear, coger el coche, o simplemente, ir a una discoteca a bailar. Sería una cuestión interesante criticar el arte como lo tenemos entendido, para así darle mérito a otras muchas cosas que ahora no lo tienen.

* ¿Podrías aplicar algo de este capítulo a tu experiencia en la construcción del proyecto de exposición de los 40 principales?

Claro que sí, y lo que más podría aplicar creo que es la insistencia, el no conformarnos con lo que nos salga una vez, sino seguir pensando y seguir cuestionando nuestra primera respuesta, y así seguir hasta que veamos que hemos dado con lo correcto.

No nos tenemos que conformar con poco, no tenemos que seguir la ley del mínimo esfuerzo, tenemos que dificultarnos, que desafiarnos a nosotros mismos para poder sacar conclusiones que nos satisfagan debido al esfuerzo que nos ha costado llegar a ellas.

Es más, al leer el libro, me he dado más cuenta de que hay que problematizar más las imágenes, las visiones que tengamos, porque problematizamos observando desde nuestra cultura, pero también convendría problematizar poniéndonos en el lugar de los habitantes y/o pintores de aquella época.

También me ha quedado claro que hacer estas tareas en grupo es mucho más enriquecedor que hacerlo individualmente, ya que vamos aprendiendo de nosotros mismos y de los errores, tanto nuestros como de nuestros compañeros, lo que a la larga, nos reportará más sabiduría acerca del tema y también nos aportará más capacidad de crítica y discusión con todo lo que veamos, criticaremos todo lo que nos muestren por delante hecho de alguna manera, lo criticaremos y le “daremos la vuelta”, le buscaremos todos sus resquicios para que no nos sintamos engañados.

NARRATIVA FINAL: ESPECIAL “CALLEJEROS” EN HUELVA.

12 junio 2010

Y llegó la hora de poner la guinda al curso. El último trabajo iba a ser una narrativa final en la que teníamos que mostrar a la clase, en no más de 10 minutos, todo lo aprendido en el curso.

Quiero decir que estoy tremendamente orgulloso del trabajo realizado por nuestro grupo (Julio, Ale Delgado, Bonaque, Adri, Gálvez y yo), ya que si en anteriores ocasiones trabajamos, este trabajo nos lo hemos currado como no hemos hecho con ningún otro en el curso.

El proyecto que íbamos a presentar pasó en su fase de maduración por varios momentos que merecen destacarse por la multitud de ideas que aportábamos todos: Gálvez propuso realizar una parodia del programa de televisión “Callejeros”, de la cadena Cuatro, el cuál se ha convertido en todo un referente y el pionero de un tipo de periodismo en auge que, cámara en mano, se echa a la calle para vivir los problemas y realidades de la gente de a pie. Fruto de este auge son otros espacios televisivos similares: Comando Actualidad (TVE), 75´ (Canal Sur), Vidas Anónimas (laSexta), etc.

Pues bien, al principio, como ya he comentado antes, el objetivo era realizar una parodia de este programa reflejadocomo viven la crisis distintos individuos, siendo nosotros mísmos los que nos disfrazacemos. Sin embargo, esto se iba a encontrar en esa final línea que separa lo decente de lo cutre y chabacano.

Desechada esta opción, nos decantamos por centrar nuestra narrativa en la contaminación de esta ciudad. Teníamos aquí un gran recurso que no podíamos desaprovechar.

En cuanto al vídeo en sí, se grabó a lo largo de todo un día y, como se observa en él, los escenarios varían en varias ocasiones: entrada de la ciudad, calles del centro, zona portuaria, etc. Es de destacar los problemas que tuvimos para entrar en Fertiberia y en Nilefós, dos empresas pertenecientes al Polo Químico de Huelva. Lo intentamos hablar con los vigilantes de seguridad de estas empresas pero nos denegaron el acceso a una propieda privada, algo que comprendemos. Buscando más recursos, yo mísmo llamé a la Plataforma para la salvación de la Mesa de la Ría, entidad que busca la desaparición del Polo Químico y la eliminación de las balsas de fosfoyesos, muy activa en la ciudad, y que nos hubieran atendido encantados, pero se encontraban precisamente para tratar la contaminación de Huelva en el Parlamento Europeo, que estudia, gracias a sus gestiones, si ponerle fin a esta situación.

No obstante, aquí está nuestro trabajo, en el que se observan las discrepancias existentes entre los propios ciudadanos respecto al verdadero nivel de contaminación de esta ciudad. No obstante, todos conincidían en algo: “Huelva es preciosa, pero… “.

Nos hemos divertido muchísimo realizando este trabajo, que iba a comenzar como una parodia pero que nos vimos obligados a convertir en todo un “Especial Callejero” debido al calado y magnitud del tema que tratábamos.

CURSO DE LIBRE CONFIGURACIÓN

12 junio 2010

Junto con varios compañeros más, he decidido apuntarme al curso de Libre Configuración organizado por los profesores de esta asignatura. Éste se desarrolló entre los días 11 (el día entero) y 12 de marzo (hasta el mediodía.

El gran atractivo del mísmo era la participación de una maestra pionera en las nuevas técnicas educativas que se están implantando, y perteneciente al grupo de investigación del prestigioso profesor Fernando Hernández, una de las mayores autoridades mundiales en el tema de la Educación Artística actual.
Catalana de nacimiento pero de sangre andaluza, Marisol Anguita López hizo que las casi 7 horas que estuvo enseñándonos su método docente estuviésemos atentos y fascinados por lo bien que se lo preparaba todo y por lo fácil que nos parecía ponerlo en práctica.

Marisol fue cambiando de escuela hasta encontrar aquella que le permitía trabajar libremente su método, y acabó en la escuela de un pequeño pueblecito de la provincia de Barcelona, cuya única escuela trabajaba por proyectos.

Se trataba de una forma muy divertida de impartir clases, siendo lo que más me llamó la atención la voz que ella otorgaba a los niños (era maestra de ¡Educación Infantil!), siendo ellos quienes, prácticamente, decidían lo que querían hacer y a partir de sus conversaciones ella proponía un tema para trabajar u otro.

Por otro lado, me llamó muchísimo la atención que recogiera todas las conversaciones entre sus Planetas Azules (como ellos mísmos habían decidido llamarse. Yo también creo que es un nombre mucho más creativo que E.Infantil 5 años B), algo que caí en la cuenta es muy importante, porque te permite ver cuáles son los esquemas previos de los alumnos, y así poder cambiarlos.

Pero algo que, y puedo dar fe de ello, no se me va de la cabeza desde que lo escuché es lo siguiente: una madre le comentó algo así como que hablaba a los niños como se le puede hablar a un adulto, y su hijo llegó a su casa diciendo cosas como caleidoscopio, vesícula biliar y demás cosas que ni su madre sabía lo que significaban.
Este fue mi gran aprendizaje de esta charla: no hablaré a mis alumnos con un lenguaje sumamente fácil, sino que haré que ellos tengan un gran dominio del vocabulario ya desde un principio, porque somos nosotros los que hacemos que los niños se comporten como niños hablándoles como si fueran niños.

Después, otra profesora de la Universidad nos comentó sus experiencias en la cárcel de Huelva, adonde va como voluntaria a enseñar a presos y a darles una segunda oportunidad.
Llama la atención lo bonito que puede llegar a resultar una poesía con ansias de libertad salida de la pluma de alguien que no la tiene, o ese que se acuerda de su amada, que lo ha abandonado por otro, o que le canta a su hijo, quien cree que su padre está de viaje, lo que me hizo comprender que son personas que, a pesar de sus errores, tienen una gran sensibilidad.

Al día siguiente, organizamos una Mesa Redonda en la que comentamos el papel de marginación y discriminación hacia la mujer en medios de comunicación, televisión, publicidad, etc, y en el que participó José Pedro.

Y finalmente, una profesora de la Universidad de Jaén nos desafió a experimentar las posiblidades del teatro negro, resultando trabajos bastante chulos.

TRABAJO PRÁCTICO

12 junio 2010

El siguiente, y último, trabajo práctico a realizar fue el más complejo de todos los realizados en el curso. Su realización nos llevó buena parte del último mes de clase.

Dicho trabajo consistía en un stencil con nuestra cara, y por detrás llevaría un collage con fotos de diferentes cosas que construían nuestra vida.

El primer paso consistió en hacernos una foto para, posteriormente, en papel vegetal, calcarla con la condición de que sólo podíamos hacerlo en dos colores: blanco y negro. La verdad es que tuve serios problemas, yéndome a mi casa algunos días con un cabreo considerable o, en otras ocasiones, tuviéndome que quedar las siguientes dos horas de prácticas para poder avanzar con él, ya que, si empecé tarde debido a que durante dos días o pude asistir a clase, a esto se unetodos los problemas comentados: no me cuadraban algunas veces las sombras, no conseguía sacar fielmente los detalles de mi cara (que ya de por sí se veía con mucha oscuridad), etc. Pero finalmente logré terminarlo, resultando un trabajo que a mí, personalmente, me ha dejado bastante satisfecho. Es el siguiente:

Posteriormente, había varias formas de llegar al resultado final en tamaño cartón de proyecto.
Yo opté por el imprimirlo directamente a mayor tamaño en Plotter, aunque el resultado dejó bastante que desear… la boca parece gris, al igual que el ojo izquierdo, y el encargado de la imprenta me comentó que ya no se podía hacer nada, así que me tuve que aguantar…

Creo que antes no lo he dicho: el objetivo era comprar un cartón de proyecto y pegar por un lado la impresión de mi cara en el Plotter, y por el otro el collage con los distintos elementos que influyen en mi vida.

Mi collage creo que está bastante chulo, por lo que estoy barajando la posibilidad de que, cuando José Pedro nos entregue los trabajos, ponerle un cristal y colgarlo aquí en mi cuarto. Son 43 fotos de aquello que me realiza: desde fotos de mi Betis, hasta fotos con mi banda o fotos de grandes momentos en mi vida como aquella Final de Copa del Rey en Madrid en 2005, o como cuando llegué a tocar con mi banda en el mismísimo Palau de la Música de Valencia, en 2007. También hay muchísimas fotos con mi novia, ya que casi siempre estamos juntos y hemos ido a muchísimos sitios y viajes los dos, fotos de mi Hermandad, de ciclismo, etc. La pena es que no caí en echarle una foto, porque me hubiera gustado colgarlo aquí y compartirlo con todos.

En resumen, creo que ha sido un trabajo bastante divertido, pero yo en futuras ocasiones ahorraría la parte del stencil, ya que ha sido muy costosa tanto económicamente como a la hora de realizarla, al menos para mí. En cambio, con el collage me lo he pasado genial ordenando las fotos para montarlo.

PRÁCTICA: TRABAJOS CON PLASTILINA*

11 junio 2010

* A partir de aquí me refiero a prácticas según el proyecto que llevamos a cabo, en lugar de dedicarme a detallar los días y sesiones, ya que resulta mucho más difícil de organizar y, además, creo que así se ve de una forma mucho más clara.

Llegados de la Semana Santa, tuvimos que realizar otro trabajo nuevo. Las témperas, al menos durante este curso, pasarían a mejor vida, y ahora nos teníamos que dedicar al trabajo con plastilina.

Organizados en grupos, teníamos que realizar una especie de “situacion cotidiana” con muñecos hechos de plastilina”.

Respecto a nuestro grupo, del que formábamos parte Julio, Adri, Gálvez, Ale Delgado, Bonaque y yo, decidimos centrarnos en la temática, que tan reciente se encontraba, de la Semana Santa: íbamos a representar un paso de misterio, prácticamente semejante (no igual) al de la Quinta Angustia de Sevilla, con su cortejo de nazarenos delante portando cirios.

Cada uno realizamos varias figuras antes de reunirnos y debo resaltar los problemas que yo mismo encontré para la realización de las mías: tenía serios osbtáculos con el tema de la proporción, del tamaño, etc.

Un primer día, Jose Pedro nos puso, literalmente, verdes, lo que nos sirvió para ponernos las pilas e intentar seguir mejorando.

Tras varios días de trabajo coordinado entre todos, finalmente expusimos nuestra obra:

Ha sido un trabajo que nos ha permitido adquirir destreza con el manejo de la plastilina. La nota final fue de un 6,5 si bien lo realmente importante ha sido lo que hemos aprendido para poder enseñar a nuestros alumnos con la plastilina, lejos de jugar solo con ella.

PRÁCTICA (23/3/2010)

11 junio 2010

Este día tenemos que realizar un paisaje de estilo impresionista.

Para ello, ya teníamos que haber traído un paisaje seleccionado e imprimido en folio.
Una vez hecho ésto, lo calcaría en un folio con trazos muy fuertes del lápiz, para después en el papel de acuarela se quedase la marca al dibjarlo encima.

Elegí el cuadro Paisaje de Gustave Caillebotte, el cual está inspirado en la naturaleza del bosque, con las montañas de fondo y un prado lleno de flores delante de una cabaña que se pierde entre la frondosidad del follaje.

Mi obra no tenía que ser idéntica a ésta sino todo lo contrario, debía de reflejar este cuadro como a mí me viniera en gana. Dedicamos toda la clase y varias horas en casa a terminar el cuadro. El resultado fue el siguiente:

En la obra realizada por mí, he querido pintar un Paisaje completamente distinto al de Caillebotte, siendo el mismo…

El cielo es verde, como si cuando se quisiera contemplar el horizonte no se pudiera distinguir a este de un prado, mientras que la hierba es azul, ya que he querido cambiar los roles, quedandome un resultado que me ha gustado mucho.

Por otro lado, el color rojo de los árboles contrasta con el amarillo de las montañas, para que se diferenciaran bien donde empieza uno y acaba el otro.

Resumiendo, es una obra que a mí me ha gustado mucho ya que al contemplarla junto a la original parecen completamente distintas, lo que era mi intención.